Archivo | HUMOR RSS feed for this section

EL ANTROPÓLOGO INOCENTE, Nigel Barley

22 Dic

el-antropologo-inocente-notas-desde-una-choza-de-barro-21-ed-9788433925183 Nº DE PÁGINAS: 240

EDITORIAL: ANAGRAMA

SINOPSIS:

El antropólogo inocente es un texto ciertamente insólito del que se dijo: Probablemente el libro más divertido que se ha publicado este año. Nigel barley hace con la antropología lo que Gerald Durrell hizo con la zoología (David Halloway). El autor, doctorado en antropología por Oxford, se dedicó durante un par de años al estudio de una tribu poco conocida del Camerún, lo que constituyó su primera experiencia en el trabajo de campo, y casi la última.
Nigel Barley se instaló en una choza de barro con la intención de investigar las costumbres y creencias del pueblo dowayo, que se resistía a amoldarse a norma alguna. En esta crónica del primer año que pasó en África, Nigel Barley – tras sobrevivir al aburrimiento y a desastres, enfermedades, y hostilidades varias-, nos ofrece una introducción decididamente irreverente a la vida de un antropólogo social.
Después de esta experiencia, el autor se incorporó al Museo Británico, cuyo departamento de publicaciones editó este texto como curiosidad. La excoitación que causó entre sus primeros lectores motivó que se publicara después en la colección de bolsillo de Penguin con extraordianrio éxito.

OPINIÓN:

Con este libro, Barley logra acercar al público profano en la materia a lo que es un estudio de campo in situ.

¿Y cómo lo consigue?, pues a través de un diario o anecdotario, en el que va narrando su día a día desde la llegada a Camerún y sus problemas con la documentación y la burocracia, hasta que se instala en la tribu de los dowayos.

Os podéis imaginar la cantidad de situaciones divertidas y ridículas que se producen entre el personaje y los miembros de la tribu, que para más inri utilizan un lenguaje tonal, que según se entone de una u otra forma, varía su significado.

Es un libro corto, fácil de leer y original y sorprendente. Bastante aconsejable para salir de la rutina, y para entender otra forma de pensar diferente a la “civilizada”, pero igual de válida (en ese contexto al menos).

Aquí os dejo un pequeño párrafo:

Como un signo más de favor especial, el jefe me había asignado dos sillas plegables iguales a la que había visto en mi primera visita que resultaron ser las únicas de toda la aldea. Cada vez que una persona de categoría venía a ver al jefe se las volvían a llevar a su choza, de modo que nos turnábamos para utilizarlas, como una chaqueta de gala que había compartido con otros tres compañeros de universidad.
    Un lecho de tierra batida, el más incómodo que he visto en toda mi vida, completaba mi mobiliario. A un altísimo precio, me había comprado un colchón fino relleno de algodón que el jefe me envidiaba sobremanera. Las camas eran lo único que despertaba su ambición. En una ocasión me confió que deseaba morir en un lecho de hierro que pudiera dejarle a su hijo. «Las termitas no podrían comérselo -rió-. Se volverán locas.»
PUNTUACIÓN SOBRE 4:
tres de cuatro
Anuncios

EL LIBRO DE LAS BROMAS, Nick Currie

17 Dic

LIBROBROMASEDITORIAL: Alpha Decay

SINOPSIS:

Traducción de Mónica Sumoy

Sebastian Skeleton escapa de la cárcel con dos peligrosos convictos, un asesino y un pederasta. En esta odiséica huida hacia ninguna parte, Sebastian relatará a sus compañeros el pasado de su peculiar familia. Momus, nombre artístico del escocés Nick Currie, recolecta en esta novela los chistes trillados, gastados y guarros que circulan en la cultura popular , dando lugar a un relato en el que destila su lógica convulsa para usarlos como catalizadores narrativos y elaborar así un artefacto brutal, inteligentísimo, hilarante y muy incorrecto.

El libro de las bromas es una obra extraña, retorcida, con más de un guiño a Rabelais y a otros maestros del exceso, donde se analiza la historia de una familia, los Skeleton, y su vida en su casa de cristal, gobernada, no por las leyes de la naturaleza, sino por las leyes del chiste.

«Las influencias de Rabelais y Marcial configuran un universo lleno de retos y trampas, obsceno como una historia sacada del DecamerónThe New Yorker

«Un humor negrísimo y absurdo, un estilo que recuerda a El almuerzo desnudo, plagado de juegos de palabras.» Publishers Weekly

«Un arma formidable contra la tiranía de la banalidad cotidiana.» Rolling Stone

«La prosa de Momus es elegante y directa; el contraste que establece entre un estilo formal, casi clásico, y un tema altamente ofensivo resulta enormemente efectivo. Y además es muy muy divertida, aunque sea de una manera insoportablemente triste.» Bookslut

«El libro de Momus es divertido: hay veces que este humor se exterioriza riendo a carcajadas y hay otras que surge con una mueca involuntaria de angustia. Sea el primero o el segundo caso, se trata de un humor ya conocido en los juegos de palabras de Joyce y la comedia paródica británica.» Los Angeles Times

«El libro de las bromas es esa clase de libro que se deleita, reincidiendo una y otra vez, en lo depravado. Pero es muy divertido (asumiendo, claro está, que no te moleste alguna que otra broma sobre bestialidad, incesto y asesinos en serie).» The Guardian

«El libro no sólo mantiene intactas las constantes conceptuales que han marcado su andadura musical sino que las radicaliza aún más si cabe: tabús que se afrontan con naturalidad, un respeto casi profiláctico por el otro, lo siniestro conviviendo chocantemente con lo bello y una altísima transgresión humorística son algunos de los ejes alrededor de los que gira una novela tan aberrante como altamente recomendable.» CRISTIAN RODRÍGUEZ, Playground Mag

«Un onírico relato, entramado de episodios cortos […] cuyos desconcertantes nudos narrativos son resueltos siempre con brillantez.» JOSÉ MANUEL CATURLA, Rockdelux

«Iconoclasta, irreverente, divertida, absurda… eso sí, quien se adentre en la lectura de este libro tiene que despojarse de prejuicios, porque aquí se hacen bromas a costa de la zoofilia, el asesinato, el incesto… ¿Corrección política? Ninguna.» CAROLINA VELASCO, Numerocero.es

«Desconcertante y fascinante ejercicio de transhumación de la tradición oral del chiste. […] Un libro que construye historias mínimas a partir de los chistes favoritos de ciertos conocidos suyos y en el que se intuyen sombras de Rabelais, Pavese o Bataille.» XAVI SANCHO, El País

«Uno de los títulos más ásperos, amargos y atractivos de entre los publicados en 2012. Un título de advertencias y urgencias, de excesos, de falsos testimonios y deconstrucción de ciertos convencionalismos. Y de bromas, muchas bromas de pelaje tradicional que el autor inserta en la estructura de la obra gracias a la retorcida conducta de los personajes.» CRISTINA CONSUEGRA, La Opinión de Málaga

«Escandalosamente perversa. Tan deliciosamente ácida como un paquete de peta-zetas.» LAURA FERNÁNDEZ, GO Magazine

«Una alabarda de gags cómicos o chistes líricos bien desarrollados que funcionan, a su vez, como una suerte de arrebatos políticamente incorrectos y una vomitona de perversiones y anécdotas falsas pero de proyecciones realistas.» ALAN QUEIPO, Notodo.com

¿Qué os parecen las opiniones?

Estamos ante un libro bastante loco y desconcertante. Por lo que a mí respecta lo pongo en la lista de pendientes…

Foto de Nick Currie:

nickk

LA CASA DE DIOS, Shamuel Shem

3 Dic

la-casa-de-diosNº PAGINAS: 472

EDITORIAL: ANAGRAMA

SINOPSIS:

Combinando su experiencia como médico y su enorme talento para la más negra comedia del absurdo, Samuel Shem ha escrito un libro catártico, la crónica de la entrada en la vida de quienes de algún modo han elegido trabajar con la muerte. Roy Bash, el narrador y protagonista, y sus compañeros -Chuck, un negro que siempre lleva en su maletín una petaca de whisky; Runt, judío y muy psicoanalizado, y Potts, un emigrado del sur -son brillantes licenciados de las mejores facultades de medicina, que han conseguido ser aceptados para hacer su año de prácticas en uno de los más prestigiosos hospitales.

OPINIÓN:
Qué risas me he echado con este estrambótico libro.
Un conjunto de residentes médicos de diferentes especialidades hacen prácticas en un hospital, dando lugar a situaciones ridículas, graciosas, tiernas, dolorosas…que hacen una delicia el leerlo.
Con teorías absurdas como que los gomers (ancianos con muchas patologías que no salen nunca del hospital), nunca mueren a no ser que intentes curarlos, esta novela de culto se hace imprescindible si te llama la atención el mundo hospitalario, eres sanitario o un fan de  Anatomía de Grey…

Una obra de arte.

PUNTUACIÓN SOBRE 4:

tres de cuatro

INFORMACIÓN DE WIKIPEDIA:

Samuel Shem es el pseudónimo del psiquiatra estadounidense Stephen J. Bergman (n. 1944). Su carrera como novelista es, sin embargo, más conocida que su trayectoria médica, gracias a sus dos novelas: La casa de Dios (1978) y Monte Miseria (1997). Aunque se trata de obras de ficción, están basadas directamente en sus experiencias como interno hospitalario la primera, y como residente de psiquiatría hospitalaria la segunda.