Archive | ROMANTICA RSS feed for this section

RESEÑA LOS TRES SECRETOS DEL SAMURAI, Blanca Álvarez

21 Feb

samurai

EDITORIAL: ESPASA

Nº DE PÁGINAS: 416

SINOPSIS:

En un tiempo y un lugar en los que ser mujer era siempre una condena, una muchacha pobre y poco agraciada se sobrepondrá a su destino.

Ambientada en el Japón del siglo XVIII, Los tres secretos del samurái cuenta la historia de Tomiko, quien, siendo apenas una adolescente, marcha de su casa con el propósito de librar a su hermana pequeña de un matrimonio de conveniencia con un hombre aborrecible.

En su camino, la muchacha encuentra a seres mágicos que se ofrecen a ayudarla, aunque a cambio de un alto precio. Para salvar a su hermana, la joven decide ponerse a su merced, renunciar a su identidad y convertirse en Susanô, el samurái del dragón. Como guerrero, Tomiko vivirá innumerables aventuras y conocerá a dos hombres que marcarán su destino: el valiente Shuzai y Hanzaburo, el hijo del zorro.

Antes de comenzar quisiera agradecer a la editorial Espasa la oportunidad que me ha brindado de leer este libro.

 

OPINIÓN:

Cuando han pasado varios días desde que acabé el libro y sigo acordándome de él y de sus personajes, significa que me ha gustado mucho y que sentí enormemente que terminara. Si en otra vida se me concediera un don para escribir una novela, me gustaría provocar eso mismo en mis lectores.

Los tres secretos del samurái no es una obra maestra, pero he de decir que  si a una gran película la denominamos peliculón, a este libro yo le llamaría librón.

Nunca había leído nada de Blanca Álvarez, pero estoy satisfecho de tener a esta autora dentro del panorama literario español;  me ha sobrecogido la forma en la que narra la historia y va atando los cabos para que nada quede a su libre albedrío.

La historia se desarrolla en el Japón del siglo XVIII, ya sólo con eso creo que juega con ventaja para que el libro nos atraiga, al menos en lo que a mi respecta, me fascina el misterio, las leyendas y los seres mágicos, ancestrales y espirituales que envuelven a este enigmático país.

En la primera parte de la novela, conoceremos a las protagonistas principales, dos hermanas campesinas y muy pobres, uña y carne, pero con futuros y caminos muy diferentes.

Tomiko, es la hermana mayor, cuya vida vale menos que la de una rata, en la época donde nacer chica y sin belleza era sinónimo de desprecio y humillación hasta por sus mismos padres. Chikako la hija pequeña, bendecida con una increíble belleza, que será por otra parte una pesada losa con la que tendrá que cargar el resto de sus días.

Cuando Chikako en su más tierna infancia recibe la noticia de que en pocos años deberá casarse con un importante hombre, Shozo, decenas de años mayor que ella, despiadado y cruel, la alegría que manifiestan sus padres sabedores de que vivirán en mejores condiciones, contrasta con la pena y desesperación de las dos hermanas que no quieren que esto llegue a producirse.

Tomiko jurará que jamás dejará que su pequeña hermana se case con este despreciable hombre aunque para ello deba sacrificar su vida, ¡y vaya si la sacrifica!

Pero, ¿hasta dónde podría llegar una simple campesina, pobre y sin medios para poder cumplir su promesa?

Tomiko conocerá a un ser mágico y despiadado Tsuchigumo (cuya historia personal me ha parecido maravillosa), que a cambio de proporcionarle ayuda para cumplir su juramento deberá entregarle al hombre que tal vez un día ame.

A partir de aquí Tomiko dejará de ser mujer para convertirse en Susanô, un respetable y honorable samurái.

Me gustaría mencionar aquí la maestría con que la autora maneja la dualidad de los dos seres que son ahora la misma persona, complementándose y negándose el uno al otro, lo masculino y lo femenino. De la misma forma, sabe combinar los distintos géneros que pueden paladearse en  la novela, histórico, romántico, fantástico, aventuras…

Pero durante el viaje en búsqueda de Shozo, no estará sola; aparecerán en su camino dos compañeros , Shuzai, samurái disciplinado y férreo  y Hanzaburo, el hijo del zorro, inseparables y que marcarán el destino de Tomiko. Todos  lucharán por anteponer los intereses comunes a los propios.

A pesar de ser feroces guerreros y expertos combatientes,  esconden una historia triste y sensible y algún que otro secreto.

La historia se va desgranando poco a poco, página a página, siguiendo tal vez el mismo ritual que los personajes cuando juegan al Go (juego de estrategia japonés), donde cada paso que se da interfiere en la vida de todos los demás.

Me han gustado mucho los proverbios que a lo largo del libro van soltando los protagonistas, esos dichos típicos japoneses que hablan de paciencia, honor, sabiduría, rectitud… “La piedra, nunca olvida que es piedra” , “Somos como una bola de nieve rodando la pendiente de una montaña;con cada vuelta, nuestro contorno va engrosando y cada una de las capas de nieve permanece para siempre en el lugar donde se adhirió. La nieve reciente parece limpiar y borrar la anterior, pero tan sólo la oculta.” y sobre todo dos personajes, Tomiko y Hanzaburo, a este último entran ganas de conocerlo en persona, por lo peculiar y diferente.

Es una historia sobre todo de amor puro e incondicional, pero también de mujeres que sufren por ser mujeres, de belleza, de superación y de querer elegir el propio destino a contracorriente, de inconformismo y de lucha.

 

PUNTUACIÓN SOBRE 5:  (Por el poso que ha dejado en mí)

 

cinco sobre cinco

 

RESEÑA INOCENCIA, Andrea C. Pereira

7 Feb

inocencia-cubierta

Precio: 16,90
Formato: 14,7 x 21,5
Páginas: 304
ISBN: 978-84-15611-03-5

SINOPSIS:

Juliana tiene ocho años cuando fallece su madre. Desde ese momento vivirá dominada por la férrea tiranía de su padre, un acaudalado y despótico terrateniente. Su único consuelo serán los largos veranos que pasa en su casa en el campo, donde, con su amiga del alma, Eve, vivirá imaginarias aventuras en mundos más felices. Eve es hija ilegítima del propietario de la estancia vecina, una niña valiente y libre de la que Juliana aprenderá valiosas lecciones. Recién cumplidos los dieciocho y todavía sumida en los miedos de una vida carente de afecto, la joven aceptará ilusionada el matrimonio impuesto con un joven adinerado de Buenos Aires, Alexander Polenski, quien se convertirá en su nuevo protector y la integrará en la alta sociedad bonaerense, un ambiente de lujo y libertad. Allí se encontrará de nuevo con Eve, convertida en actriz de radioteatro, y se topará con Lucas Montalbán, un hombre que hará tambalear los cimientos anodinos, pero seguros, de su nueva vida, abriéndole los ojos a la concupiscencia de los sentidos para descubrir la verdad implacable de la pasión amorosa. Todo dará un giro trágico tras la muerte de Alexander en extrañas circunstancias. La familia de su esposo no dudará en acusarla de haberlo asesinado y Juliana tendrá que hacer frente a numerosas dificultades, al tiempo que descubre que nada era lo que parecía ser. Decide entonces tomar las riendas de su propia vida y emprender la búsqueda de su verdadero yo, pero su familia política no se lo pondrá tan fácil.Magníficamente ambientada en el Buenos Aires de mediados del siglo XX, Inocencia narra, a través de una trama absorbente en la que los acontecimientos se precipitan, el dramático destino de una mujer atrapada en un entorno cruel marcado por las injusticias sociales. Juliana cuenta en primera persona su historia de superación, su conquista de la felicidad a través del amor, de la vida, de la maternidad. El personaje de Eve, como el lector no tardará en comprender, es un guiño tierno y respetuoso a la carismática Eva Perón, personaje histórico del que la autora muestra la faceta más desconocida e intimista.
OPINIÓN:

Quiero comenzar diciendo que no estoy acostumbrado a leer literatura romántica, pero la editorial Los libros de Cristal me dio la oportunidad de leer este libro, y he quedado gratamente sorprendido porque me ha gustado y a las pocas páginas de haber comenzado su lectura, intuí que iba a merecer la pena.

El contexto donde comienza el libro nos sitúa en la Argentina de 1925, con dos niñas como protagonistas, Juliana y Eve, de diferentes estratos sociales pero con la soledad como punto de unión. La primera, inocente (de ahí el título) y sometida a la autoridad y el maltrato de un padre que no ve en ella mas que un estorbo y con el que ni siquiera puede dialogar. La segunda, aventurera y valiente, hija ilegítima que debe aguantar los desprecios y burlas que esto conlleva. Así durante dos veranos, y lejos de la sombra paterna  siempre fuera por negocios, Juliana traba una fuerte amistad con Eve y algunos aborígenes, motivo que hace estallar a su padre cuando se entera, y le comunica que jamás volverá a veranear allí.

Hasta aquí se aprecian muy bien las distintas personalidades de los personajes, se puede sentir la tristeza y miedo de Juliana, que no es capaz de tomar ninguna decisión por simple que sea, la energía y decisión de Eve, con mucho más carisma a pesar de ser menor que Juliana, y la crueldad y falta de escrúpulos del padre.

También refleja bien las desigualdades de la época, entre los que vivían en la ciudad y poseían propiedades y negocios, y la gente del campo, con la que no querían juntarse ni tener nada que ver.

Pero la vida da muchas vueltas y poco después vuelven a encontrarse en la ciudad. Y así entre recuerdos y siempre a escondidas continúan viéndose, hasta que Juliana recibe a los 17 años la noticia de que su padre le ha concertado matrimonio con Alexander, mucho mayor que ella.

Entre el desconcierto y la impotencia, Juliana ve en ello la posibilidad de salir de casa y poder ser ella misma, aunque lejos de lo que siempre ha soñado, puesto que Alexander resulta ser más un amigo que un esposo. Será él quien le dará la posibilidad de moverse en ambientes elitistas y coincidir de nuevo con Eve, que empieza a forjarse un hueco como actriz de radioteatro. A pesar de ello, Juliana siente que no es del todo feliz, y se deja seducir por el mujeriego Lucas, que no desperdicia la ocasión rendido ante la belleza de Juliana.

La extraña muerte de su marido de la que es acusada, hace que su vida cambie radicalmente y se convierta en un torbellino de desgracias, suavizado por la inestimable ayuda que consigue de Lucas.

Esta novela también es una novela de superación, de levantarse una y otra vez, y de luchar por lo que crees y quieres. En algún sitio siempre hay alguien dispuesto a darte la mano y levantarte.

Además de todo esto comentado, hay que añadir al final una vuelta de tuerca a la trama, que toma un giro radical y sorprende a los que como yo esperaramos un final más “tradicional”.

Si te gusta lo romántico, o tienes curiosidad por la vida a mitad de siglo XX en Argentina debes leerlo.

PUNTUACIÓN SOBRE 5:

cuatro sobre cinco