ENTREVISTA ENRIC CABREJAS

17 Abr

A continuación os dejo con la entrevista de Enric, cuyo libro Karuo el secreto íbero abre las puertas a un nuevo descubrimiento sobre nuestros orígenes. Comparado con el hallazgo de la piedra Rosseta, podéis leer también aquí la reseña.

cabrejas

Enrique Cabrejas Iñesta nació en Barcelona. Se educó en las Escuelas Pías de San Antonio Abad. Siempre reconoció fueron los momentos más felices de su vida, tal vez porque de ahí obtuvo la necesaria apetencia y motivación para el estudio. “Tuve buenos profesores” admitió. Pero pronto esos deseos se vieron truncados a consecuencia del embargo y posterior orden de desahucio a sus padres que le llevaron a dejar los estudios a la corta edad de 12 años. Ponerse a trabajar en precario y ayudar a una economía tan escasa como al límite de la indigencia. No obstante esta situación de extrema necesidad la cubrió lleno de esperanza puesta en un futuro pleno de canciones y poesía. Fueron tiempos difíciles, sin embargo Enric o Quique como le llaman sus amigos no dejó en la medida de lo posible de ampliar sus conocimientos, aun no pudiera hacerlo dentro de los estudios reglados como él hubiera deseado. De modo autodidacta, ratón de biblioteca, combinó siempre que le fue posible el necesario sostén laboral con la música, la lingüística, la historia, la literatura y la mitología convirtiéndose de ésta en un experto mitógrafo. Vivió y estudió en Cambridge, Módena y Moscú para mejorar en idiomas y en lectura de literatura clásica. Fue integrante del grupo musical Sopa de Ganso. Publicó distintos álbumes de música y video con los pseudónimos de Gansos y Enric Cabreta y en el año 2006 su condición de políglota le llevó a crear un nuevo alfabeto: El Ideal Nol, también a construir un moderno lenguaje de mensajes sms y para uso en las redes sociales al que denominó Nol, convirtiéndose así en uno de los escasos y singulares gramáticos que ha dado la lingüística. Junto a Jordi Palanca constituyó una sociedad para el estudio de la lengua: El e-nstitut ideal nol que le ayudó en el aprendizaje para un excitante devenir futuro. Sus esfuerzos culturales se han visto reconocidos finalmente con el mayor de los logros que ni siquiera llegó a imaginar: El desciframiento de una escritura antigua. La escritura Ibérica. La lengua de los íberos y los celtíberos. Y con ello el hallazgo del origen de la cultura y los idiomas de este país.

Cuéntenos algo sobre usted para empezar a intimar ¿Qué hace Enric Cabrejas cuando no escribe?

Cuando Enric Cabrejas no escribe, lee. Antes me gustaba componer o tocar música pero ahora no tengo tiempo para ello. Mi casa francamente es muy austera pero tengo la gran suerte de contar con una biblioteca con miles de libros que heredé de mi padre y mi tío. Ambos eran grandes lectores y estoy habituado a moverme y envolverme entre libros. Es curioso, justo días antes de empezar KARUO, EL SECRETO ÍBERO me preguntaba seriamente de qué habría servido leer esos libros que se amontaban monstruosamente en las estanterías. Justo al poco obtenía la respuesta.

Explíquenos cómo es su metodología de trabajo. ¿Le van surgiendo ideas, sabe de antemano qué libro quiere escribir, escritor diurno o nocturno, de café y cigarrillo?

El café ni lo pruebo y tampoco fumo. Tengo una rutina muy estricta, espartana diría, paso la mañana sólo con un vaso de agua y dedicado a trabajar en mi objetivo. Faltaría completarlo con un poco de ejercicio y ya lo tendríamos, un auténtico espartano, aun siempre pienso que será mañana cuando lo empezaré. Una obra requiere de toda tu concentración. Por vocación soy escritor nocturno pero he tenido que aprender el oficio de escritor diurno por prescripción médica. Los escritores pensamos que una obra nunca finaliza y que siempre puedes mejorarla pero en algún lugar has de poner un punto.

A los que no hayan leído Karuo, el secreto íbero, cuya reseña podéis leer en este blog, ¿cómo se lo presentaría?

Así tal como vosotros, que lean vuestra reseña, lo habéis hecho genial. ¿Qué le motivó a escribirlo? Era obligado hacerlo, nadie que hubiera tenido una historia semejante hubiera podido permitirse el lujo de abandonarla. Es la gran historia que nadie pudo jamás contar. Se ha tardado más de 3000 años para poder explicarla, y si yo no lo hacía con los conocimientos que tenía, quien sabe si alguna vez podría volverse a contar. Cualquier historiador, geografo o lingüista habrán celado alguna vez en su vida sino eternamente por tener mi suerte. Sólo que ella me vino dada, no fue algo que buscase. Tal vez sea el modo como las cosas ocurren. Sencillamente luego desde el e-nstitut ideal nol tomamos el compromiso con ella y claro, supongo que se requiere estar preparado para adelantarse a los tiempos, abrir la mente y acogerla en tus brazos.

¿Qué le han dicho los más entendidos en la materia, se han interesado por su excepcional descubrimiento?

Por supuesto, en apenas pocos meses tengo ya a una docena de investigadores internacionales del más alto nivel siguiendo mis trabajos, y a diario mis publicaciones científicas con el mayor interés, además eso completa las suyas en distintos campos pero no me pongo una fecha ni me hago ilusiones inmediatamente, aun tardaremos algún tiempo en ver resultados. Los frutos nacen de una semilla y se recogen maduros. Hay que entender y eso no está todo en mi mano, que primero habrá de convencerse una comunidad científica en pleno de su garrafal error y además con el agravante de tener que admitirlo públicamente. Es decir, que de todo lo que han aprendido ellos y que a su vez han enseñado a los demás no son los hechos ciertos, que estaban mal informados y de aquello han emitido un juicio tan claro que no ha necesitado de una comprobación (es decir todo) deberán comprobarlo, no de nuevo sino por primera vez en la historia y además hacerlo fehacientemente, telita marinera. Eso no va a ser fácil como se puede comprender pero tampoco entiendo sea una misión imposible. Y al principio pensé que no querían hacerlo pero estaba equivocado, no es realmente que no quieran sino que no saben. Por otro lado tiene lógica, entonces el hallazgo ya lo hubieran realizado ellos y no yo, aun así pronto que tarde daré con interlocutores válidos que puedan corroborarlo, estoy convencido. Probablemente sea en el extranjero y tengan que venir a sacarle los colores a los de casa, pero es sabido que nadie es profeta en su tierra. No obstante en algún momento futuro próximo los estudiantes de este país en mayor o menor medida llegarán a conocer la antitesis que es Karuo, y descubrirán atónitos y perplejos que hay mucho que no encaja en las tesis anteriores presentadas. Llegarán preguntas incómodas que formularán a sus tutores y cuando estos no puedan responder debidamente desde la ortodoxia histórica establecida, entonces o bien los profesionales empiezan a tomarse en serio a Karuo o bien serán los propios jóvenes quienes me pidan esas respuestas a mi. Porque entre un vacío esencial y una gran mentira, siempre prevalece la mentira, pero entre la mentira y la verdad que es conocida siempre la verdad es más poderosa y a la larga ha de perdurar vencedora. Naturalmente sabemos que cuando hablamos de historia la verdad nunca será completa, pero al menos mucho más verdad que la que nunca lo fue. Eso te da gran confianza, pues sabes que donde otros tienen excelentes conjeturas e hipótesis sencillamente yo tengo las certezas. ¿Y los medios de comunicación? Antes la gente lo conocerá gracias a Blogs como el vuestro, intuyo. O por aquellos medios que sean valientes y sepan reconciliarse con su profesión atreviéndose a informar honestos y sin perjuicios, pero me temo que los mass medios en general serán los últimos y no en enterarse sino en quererse enterar. Cuando lo hagan se darán cuenta que tiraron a la basura lo que estorbaba en una mesa abarrotada de papeles mientras no daban abasto a tanto escándalo político cuando el mayor escándalo de la historia, dicho literalmente, lo tuvieron encima de sus mesas ya. Entonces nos lo pedirán de nuevo y encantados se lo volveremos a reenviar. Antes tuvo que descubrirse América pero ese día llegará y entonces tendrán la noticia y la portada más impactante en tiempos: “El descubrimiento de España”.

¿De qué forma encaja las críticas, le ayudan a crecer como escritor?

Si le soy sincero debo decir que no tengo tantas como esperé en un principio, siquiera en estilo, quizás sea porque aun no haya comenzado el gran debate, no lo sé. No obstante al único que pueden beneficiarle las críticas es a mí, estoy en condiciones de aportar las pruebas necesarias a quienes lo cuestionen. Otra cosa es que este conocimiento deberá universalizarse y pueda establecerse en todos los rangos y niveles oportunos y aceptado incuestionablemente, aun nada debería serlo. Debería estar todo en permanente discusión. Pero para todos ha sido así a lo largo de la historia, no voy a ser yo una excepción. Gandhi que fue alguien muy sabio dijo que: primero te ignoran, después se ríen de ti, luego te atacan, y ‘entonces’ ganas. Deberé someterme al proceso de Rechazo-Burla-Aceptación si quiero que al final los hechos ciertos obtengan todo el reconocimiento que se merecen.

¿Quién es la primera persona que lee y valora sus escritos o borradores?

Siempre es Jordi Palanca, mi socio en el EIN (e-nstitut ideal nol) es el tipo más audaz que he conocido nunca. Tiene un olfato innato y realmente especial para detectar el perfil real de las cosas y confío plenamente en él. Luego tengo otros amigos y que me dan muy buenos consejos que siempre desoigo, es broma. Pero es con Jordi Palanca que leemos y consensuamos los borradores y escritos. Acierta siempre o casi…

Para escribir este libro de investigación tuvo que viajar y moverse por muchos lugares, ¿recuerda alguna anécdota interesante? ¿Le pusieron trabas en algún sitio?

Bueno, las únicas trabas las he tenido lamentablemente con algún que otro museo de España, ellos no creían que hubiera hecho el milagro, tienen razón sólo Dios los hace. Fuera de España no recibí ninguna, sólo facilidades y felicitaciones. Verá, por otro lado si se me permite decir cuando Cristobal Colón descubrió América tuvo que navegar a lo ancho y largo de un ignoto Océano, hoy afortunadamente podemos navegar por indómitos mares del conocimiento de otro modo, con banda ancha y una inmediatez insospechada antes. La mayor parte de los trabajos los realicé a través de Internet, es mi herramienta primordial y de la cual desarrollé un método historicista personalizado y útil, interesante pienso para los nuevos investigadores futuros y que bajo mi opinión es eficaz o al menos lo fue mucho para mi, gracias a ello supe recopilar la documentación necesaria y pude también encontrar los archivos Paleo Léxicos imprescindibles para la investigación en países tales como Grecia, Turquía, Rumanía, Hungría, Bulgaria, EEUU y Australia requería sí o también. Si hubiera tenido que desplazarme simultáneamente a todos esos lugares y países hubiera sido más excitante para mí y si hubiera sobrevivido a su logística naturalmente, pero no tan igual de preciso y además hubiera tardado años en poder completar todos los estudios de esa ingente documentación. Ahora con los conocimientos adecuados puedo fijar claros propósitos, de hecho los estoy preparando para próximamente trabajarlos, y algunos también sobre el terreno. Hay que saber que Karuo el secreto íbero sólo es aproximadamente un 2% de la documentación con la que en la actualidad me manejo.

¿Qué ha aprendido del mundo literario en este tiempo?

No lo conozco en profundidad. No me considero un profesional de la escritura, ni un aventurero, ni un novelista. Soy sencillamente un explorador que escribe y toma apuntes en sus cuadernos. Tengo media docena de libros que escribí pero nunca pensé en publicarlos, los redacté para mí mismo y los disfruté mucho como una experiencia personal, nunca pensé tuviera un público para ellos. KARUO EL SECRETO ÍBERO es un libro completamente distinto, es historia universal en mayúsculas, con público y sin público es un extraordinario legado para las generaciones futuras que no deberían ignorarlo. Revela hechos y conocimientos nunca conocidos antes. ¿Le ha dado más alegrías que decepciones? ¿Qué? ¿La literatura? todas las alegrías. Verá, se estudia idiomas por trabajo o por turismo, pero yo jamás me hubiera inclinado a estudiarlos sino fuera gracias a la literatura. La literatura es el motivo por el cual estudié idiomas. Podía haber leído a Machado o a Espriu eso está bien pero necesitaba escuchar a Shakespeare, Proust, Rilke o Chejov y conocer las palabras y sonidos en sus voces. Así que no los leía, los devoraba. Adoro los clásicos. No quiero decir con ello los contemporáneos no me interesen pero no puedes abarcarlo todo y en algo has de basar una especialización. Para mí los clásicos lo son todo ya. Para escribir un libro como el mío no sólo son necesarios buenos conocimientos de mitología clásica, es fundamental haber tenido una muy estrecha relación antes con algo tan sutil como es la fonología. No soy un filólogo, me considero un gramático, y un historiador accidental y sin los clásicos en mi haber no hubiera podido comprender nada de lo que entonces estaba tejiendo.

La mente de un escritor siempre está funcionando. ¿Tiene ya planes de futuro?

Sí, pero ese es y por ahora otro SECRETO íbero.

10· Y para terminar y como soy muy curioso, me gustaría saber qué lee ahora Enric Cabrejas

Pues justamente estoy releyendo KARUO EL SECRETO ÍBERO, cuanto más lo leo más lo descubro y no soy el único, mucha gente ya me han dicho que no les importaría leerlo de nuevo, francamente es un halago. También leo a Rilke y a poetas alemanes asiduamente, su verso conecta con mi propio espacio y tiempo y me reconfortan, a Pushkin lo llevo grabado en mi taimada alma rusa, lo leo a diario sin necesidad de leerlo, y cuando eso me ocurre a Rusia y a la que amo profundamente en su inmensidad se me hace accesible y tampoco nunca me canso de volver a Shakespeare, ese hombre fue el canon, que colosal, aunque necesitó a más que de unos complejos Hamlet, Otelo, Romeo y Julieta para llegar a ser universal cuando en cambio Cervantes sólo precisó de un sencillo Quijote y Sancho. También leo la Biblia en griego Koiné pues es esencial para comprender la lexicografía de mis investigaciones, es una directa heredera de la lengua Frigia. Y ahora que estoy intercambiando mis trabajos con otros investigadores de todo el mundo y que me siguen, también repaso los suyos por si pudiera interesarme conocer algo para completar nuevos estudios ibéricos venideros y que acabo de iniciar.

Gracias por su tiempo y un saludo.

Anuncios

6 comentarios to “ENTREVISTA ENRIC CABREJAS”

  1. lamenesina 17/04/2013 a 9:55 am #

    Aunque no conocía al autor y mucho menos su libro ahora se algo de él. Gracias por la entrevista 🙂

  2. Mientras L 17/04/2013 a 2:46 pm #

    Qué buena la entrevista. Me gusta conocer a los autores, y muchas veces son ellos mismos al expresarse los que hacen que me acerque a su obra mucho más que la propia sinopsis.
    Me ha encantado
    Besos

    • unlibroparaleer 17/04/2013 a 4:00 pm #

      Gracias por comentar, tienes razón las sinopsis muchas veces no saben transmitir qué es lo que encierra el libro.
      Un saludo!!!

  3. albanta 17/04/2013 a 4:36 pm #

    No lo conocía pero gracias por la información

  4. unlibroparaleer 05/09/2013 a 7:54 am #

    El comentario de Eduardo Fernández no ha sido publicado por faltar al respeto. Sólo se publicará en caso de que elimine la primera frase.

Gracias por comentar ;-) y hazlo con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s